Las fiestas de Navidad están a la vuelta de la esquina. Navidad, solo al escuchar esta palabra, a los niños se les ilumina la cara. Es tiempo de calles con luces, mesas repletas, dulces, turrón, vacaciones escolares. Es tiempo de encuentros familiares, de regalos de personajes misteriosos como el tió, papá Noel o los Reyes. Tiempo de emoción e ilusión.

Pero qué podemos hacer durante estas fiestas con los niños?

  • Hacer la carta a los reyes magos en versión corta y pega con fotografías de los catálogos de juguetes, recortando lo que van a pedir y pegándolo para que quede una carta muy vistosa.
  • Hacer manualidades para decorar el árbol de Navidad ayudará a los niños a desarrollar su imaginación y su creatividad. Una hoja recortada en forma de estrella, un dibujo hecho con pegatinas, un dibujo con cartulina, seguro que será motivo de orgullo para ellos y, casi seguro, que lo van a enseñar a todos los invitados que vengan a casa estos días.
  • Hacer una foto familiar de Navidad al lardo del árbol, con el tió, vestidos de forma elegante porqué el niño pueda decorar después y regalarla a quién quiera.
  • Decorar la casa contruyendo, en primer lugar, un Belén, poniendo el árbol de Navidad o, por último decorar con luces. Esta va a ser una buena forma de de pasar una divertida tarde al lado de los niños para decorar vuestro comedor como se merece.
  • Dar de comer al tió porque se anime a cagar fuerte y nos de muchos regalos por Nochebuena. Podéis hacer que los niños le preparen o un rincón acogedor ambientado también con mantas. La tradición del tió sigue siendo muy viva.
  • Planificar las vacaciones de Navidad para tener tiempo de poderlo hacer todo. Podéis imprimir un calendario de los días de vacaciones y pensar y escribir todas las actividades que podéis hacer todos y cada uno de los días. Así mismo esto puede ser también una buena actividad para pasar una divertida tarde en casa. Hay muchas cosas que hacer estos días así que toca organizarse bien!


La Navidad se vive con ilusión en todas las casas . Son días para compartir en família y para salir a la calle para ver las luces. Es tiempo de ilusión y de alegría


La Navidad es también un momento de consumismo desenfrenado y nos encontramos, cada ves más, con el resultado de niños hiper regalados. Esto provoca que se saturen y acaben por no valorar nada. En este sentido os queremos hacer una pequeña reflexión. Pensad en pequeños detalles, en regalar experiencias. Mirad y observad con atención con qué juegan vuestros hijos. Veréis que casi siempre lo hacen con los mismos juguetes.

Pero no se trata de no regalar sino de regalar menos y pensar un poco más. Conocéis la regla de los 4 regalos para evitar el síndrome del niño hiperregalado? Se trata de hacer 4 regalos de la siguiente forma:

  1. Un libro o un cuento
  2. Una cosa material necesaria (colores, material escolar, material deportivo o musical,…)
  3. Una cosa para llevar (una chaqueta, zapatos, jerseis, unos pantalones,…)
  4. Una cosa que le haga realmente ilusión y que sea adequado a su edad

Recordad que no hay mejor regalo que el tiempo de calidad al lado de las personas que queremos.

Llega la Navidad, momento de encuentros familiares, abrazos y besos. Deseos de paz, salud y felicidad. Desde Divertàlia os deseamos una Feliz Navidad y unas Felices Fiestas.