HÁBITOS EN LOS COMEDORES ESCOLARES

//HÁBITOS EN LOS COMEDORES ESCOLARES

HÁBITOS EN LOS COMEDORES ESCOLARES

Cada vez son más familias las que toman la decisión de dejar a sus niños en los comedores escolares. Este servicio no sólo permite compaginar su vida laboral y personal sino que, además, garantiza una alimentación de calidad a los niños.

Sus hijos reciben, también, una educación en valores sobre nutrición y salud. Todo ello enmarcado en un ambiente lúdico y al volatnt de sus amigos.

Por ello, los comedores escolares, son un agente fundamental para educar y transmitir valores y conductas saludables a los más pequeños.


En los comedores escolares se hace un trabajo de hábitos muy importante y se convierte en un agente fundamental para la educación de los niños


En nuestros comedores escolares fomentamos una educación basada en la responsabilidad hacia uno mismo, hacia los demás y, también, hacia el medio ambiente. Lo hacemos de forma que potenciamos el trabajo de hábitos como los de higiene, los de limpieza, los alimentarios y los de convivencia.

Aprender, desde pequeños, a crecer sanos a través de una correcta alimentación y un estilo de vida saludable es la prioridad de los comedores escolares. Por ello, hacemos actividades para que los niños puedan, en primer lugar, conocer los alimentos de temporada. Además, también conocen las tradiciones gastronómicas del territorio así como, también, la importancia de la actividad física.

El mediodía es, sobre todo, un momento de tiempo libre para que los niños se relacionen entre ellos. Es una gran oportunidad para educar y transmitir hábitos saludables.


La hora de los comedores escolares es un momento ideal para que los niños se relacionen entre ellos


Los hábitos de higiene personal son imprescindibles. Está comprobado que las pequeñas acciones que conforman la higiene personal evitan malestares causados ​​por bacterias.

Un hábito se genera con el tiempo. Para que una acción se transforme en hábito debe ser repetida muchas veces, sólo así se integrará en la rutina.

Uno de los hábitos que trabajamos es el de lavar los dientes después de comer. Una buena higiene bucal permitirá evitar las caries. También insistimos molido en el hábito de lavarse las manos. Lavarse las manos es, sobre todo, un hábito de higiene indispensable.

En nuestros comedores escolares, también trabajamos hábitos de limpieza y de conservación del espacio. También trabajamos hábitos de socialización.

Los comedores escolares son núcleos de socialización con gran relevancia. El juego es otra de las facetas que más les ayuda a desarrollar la socialización.

By | 2019-10-04T07:44:39+00:00 octubre 4th, 2019|Comedores Escolares|0 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies