EN NUESTROS COMEDORES ESCOLARES, EDUCAMOS

//EN NUESTROS COMEDORES ESCOLARES, EDUCAMOS

EN NUESTROS COMEDORES ESCOLARES, EDUCAMOS

Los comedores escolares ejercen una función nutritiva y educativa importante. Contribuyen, sobretodo, a la adquisición de hábitos alimentarios. Son, también, marco de sociabilidad y convivencia. Los comedores escolares son efectivos para fomentar, además, hábitos saludables entre los niños.

Espai Lleure realiza una gestión profesional sin renunciar a su esencia. De esta manera, educamos y conseguimos que los niños aprendan y se formen de una manera lúdica y educativa.

Por qué es importante llevar a los niños a los comedores escolares?

Destacamos cuatro aspectos básicos sobre la educación en los comedores escolares. A continuación os los contamos.


Los comedores escolares de Divertàlia educan desde un ámbito lúdico y divertido


Cantidad adecuada

Somos especialistas en comida para niños. Les damos, exactamente, la cantidad que tienen que tomar según su edad. En casa, a veces, se falla por puro desconocimiento, poniendo a los niños cantidades similares a las que comen los adultos.

Una buena alimentación es vital para que el niño crezca sano y fuerte. Comer bien no sólo afecta a su crecimiento físico. También afecta a su desarrollo intelectual.

Autonomía

En los comedores escolares, los niños aprenderán a comer solos, así como coger los cubiertos correctamente, a cortar la comida en trozos, a terminarse lo que se les sirve en el plato y, también, a medir su apetito.

De esta manera aprenderán unos hábitos que potenciarán su autonomía. La autonomía hace que los niños se muestren más seguros de sí mismos y de sus capacidades. Además, los hace aprender a asumir riesgos y valorar sus posibilidades de éxito.


La hora de las comidas es muy importante y es un buen momento para adquirir buenos hábitos y rutinas. Los comedores escolares son, también, espacios ideales para relacionarse


Socialización

Los niños comparten el tiempo con otros compañeros de clase y compañeros de otros cursos. De esta manera, se potenciará su socialización.

La socialización permite a los niños y niñas elegir con criterio a sus amigos y construir amistades sanas. También les permite vencer la timidez, compartir con los demás y trabajar en equipo. El juego fomenta el carácter de los más pequeños. Aprender y querer jugar, seguir las normas, saber ganar y saber perder, compartir juguetes, son situaciones que aportan al desarrollo de las relaciones sociales.

Estas deben ser aprovechadas como oportunidad de crecimiento. Es por ello que planteamos unas actividades con el principal objetivo de transformar el tiempo del mediodía en un espacio de formación.


Las relaciones sociales en los comedores escolares deben ser aprovechadas como oportunidades


Rutina y horario

Nos referimos a una rutina cuando hablamos de una costumbre personal. Este se establece para ser verdaderamente conveniente, sin necesidad de modificación ni flexibilidad. En los comedores escolares los niños siempre comen en la misma hora.

Ningún niño se siente cómodo en una situación en la que no sabe qué esperar. La rutina da sensación de seguridad y son vitales para la propia formación física y psicológica del niño.

Los horarios de comida, el sueño, la higiene son indispensables en la educación y el aprendizaje de los niños. Un aprendizaje adecuado a todas sus necesidades.

Respetar las normas

Los niños aprenderán a respetar las normas de convivencia y alimentarias. Desde no levantarse de la silla mientras se come, hasta tomar conciencia de que la comida no se tira. También que durante las comidas hay que estar tranquilo, hablar con los compañeros y no gritar.

Establecer normas proporciona sensación de seguridad a los niños de los comedores escolares. Saber lo que pueden o no pueden hacer y qué límites no sobrepasar les da tranquilidad a la hora de actuar. Establecer unas rutinas en los comedores escolares también les da la certeza de que serán atendidos cuando lo necesiten y que sus necesidades serán cubiertas.

Lo que nos planteamos y nuestra principal tarea es ir guiando, poco a poco, los niños hasta que sepan diferenciar, ellos solos, lo que se debe hacer y lo que no. Siempre, partiendo de un clima de confianza, de respeto y de diálogo.

By | 2019-05-06T09:37:00+00:00 mayo 6th, 2019|Casales de verano|0 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies