ALIMENTOS DE INVIERNO EN LOS COMEDORES ESCOLARES

//ALIMENTOS DE INVIERNO EN LOS COMEDORES ESCOLARES

ALIMENTOS DE INVIERNO EN LOS COMEDORES ESCOLARES

En nuestros comedores escolares potenciamos los productos de temporada. Sobre todo, frutas y verduras ya que se encuentran en su punto óptimo de consumo. La tierra nos obsequia con productos que resisten las difíciles condiciones climatológicas típicas de esta estación del año.

Actualmente nos encontramos, de lleno, en la estación más fría del año. Esta resistencia a las bajas temperatura nos la aporta, sobre todo, el color verde oscuro típico de las verduras que consumimos, estos meses, los comedores escolares.

En invierno, a la hora de elaborar los menús de los comedores escolares, tenemos a nuestra disposición una gran variedad de frutas y verduras. Estas son poco calóricas pero aportan numerosas vitaminas y minerales. Nos ayudan, además, a afrontar resfriados y gripes.


En nuestros comedores escolares potenciamos el producto de temporada


Consumir alimentos de temporada a los comedores escolares favorece que el cuerpo de los niños se adapte mejor a la estación del año.

Las verduras de clima frío, a diferencia de las de clima cálido, ofrecen diferentes partes de la planta como parte comestible. En algunos casos son las hojas. En otros los bulbos o las raíces. Espinacas, puerros, cebollas, ajos, son alimentos ricos, en primer lugar, en agua. También lo son en fibra, vitaminas y, finalmente, en minerales. En cambio, son pobres en grasas y proteínas y tienen, además, un bajo contenido en hidratos de carbono a excepción de la patata.


Consumir alimentos de temporada a los comedores escolares favorece que el cuerpo se adapte mejor a la estación del año.


La mayoría de verduras de invierno aceptan bien todas las técnicas de cocción. Hervidas, al vapor, guisadas, rebozadas, al horno además de poderlas combinar con otros alimentos.

Aparte de las verduras, los comedores escolares apostamos, también, para las frutas de temporada. La fruta de invierno contiene minerales que nos ayudan a mejorar la digestión y refuerzan el sistema óseo.

En invierno podemos encontrar, a su punto más óptimo, cítricos como la naranja o la mandarina. Ambas son ricas en vitamina C y fibra. También las manzanas, Aunque se cosechan en otoño, se conservan bien y se convierten en una buena fruta de invierno. También son ricas en fibra.

¿Por qué es importante consumir alimentos de temporada?

Como su nombre indica, cuando hablamos de alimentos de temporada nos referimos al tiempo. El momento en que los productos como frutas y verduras se encuentran en su punto óptimo de consumo y sólo están disponibles, frescos, el mercado un cierto tiempo.

Actualmente, la globalización hace que podamos consumir cualquier producto en cualquier época del año aunque no contiene las mismas propiedades.

Una fruta recogida en su punto justo de maduración, al tiempo que le toca, será mucho más sabrosa. Conservará sus máximas propiedades organolépticas (sabor, aroma, aspecto, …). Además, desde el punto de vista económico, el producto de temporada será más asequible para nuestro bolsillo ya que, siempre, hay mucha más oferta.

By | 2020-01-28T09:08:58+00:00 enero 28th, 2020|Comedores Escolares|0 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies